Los jardines y las zonas exteriores de una casa deben estar bien iluminados para conseguir un ambiente agradable y seguro. A la hora de iluminar estos espacios, se deben tener en cuenta varios factores como la ubicación de las luces, el tipo de luz y el grado de intensidad de la misma. A continuación, te damos algunos consejos para iluminar correctamente los exteriores de tu hogar.

Piensa en la ubicación

La ubicación de las luces es muy importante a la hora de conseguir una buena iluminación. Las luces deben estar colocadas de tal forma que iluminen los espacios de forma uniforme, sin dejar zonas oscuras. Para ello, se deben colocar luces en los lugares clave como el porche, la entrada de la casa, el jardín y las escaleras.

Tipo de luz

El tipo de luz también es muy importante. Las luces leds son las mejores para iluminar los exteriores de una casa ya que consumen menos energía y duran más que otras lámparas.

Toma en cuenta la intensidad

Por último, el grado de intensidad de la luz también es importante. Las luces deben ser lo suficientemente brillantes para iluminar los espacios, pero no deben ser tan intensas que resulten molestas o cegadoras.

10 consejos importantes:

  1. Utiliza luces leds, son más eficientes y duran más.
  2. Coloca las luces en los lugares clave como el porche, la entrada de la casa, el jardín y las escaleras.
  3. Elige lámparas de bajo consumo o bombillas fluorescentes.
  4. No utilices luces muy intensas para no resultar molesto o cegador.
  5. Procura que la iluminación sea uniforme y no queden zonas oscuras.
  6. Si colocas luces solares, asegúrate de que estén bien ubicadas para que captures la mayor cantidad de luz posible.
  7. Las luces de seguridad deben estar ubicadas de forma estratégica para que iluminen los accesos y las zonas de riesgo.
  8. Las luces de decoración deben estar bien elegidas para no resultar descuidadas o excesivas.
  9. Utiliza luces con temporizador para ahorrar energía.