La cocina es uno de los lugares más importantes en un hogar. Es donde se preparan las comidas, se almacenan los alimentos y se lleva a cabo la limpieza de los utensilios de cocina, la cocina también es un lugar de reunión, donde la familia y los amigos se reúnen para conversar, comer y pasar el rato.

Por lo tanto, la cocina es un lugar muy importante en un hogar y siempre es bueno tenerla en buenas condiciones en todos los aspectos, incluido la iluminación.

Como iluminar una cocina abierta al salón

Cuando la concina se encuentra abierta al salón se obtiene un ambiente más agradable, acogedor y familiar, pues las reuniones son más cómodas, el clima será más fresco por que estará ventilada y otra ventaja es que la iluminación es más sencilla.

Para iluminar una cocina abierta al salón lo que se debe hacer es tratar cada uno de los espacios por separado por eso queremos darte unos consejos básicos para iluminar una cocina.

Utiliza bombillas de bajo consumo o leds para ahorrar energía:

Las bombillas de bajo consumo o leds son las mejores opciones para iluminar una cocina, pues consumen menos energía y duran más que las bombillas convencionales.

Coloca lámparas en lugares estratégicos para obtener una buena iluminación:

Coloca lámparas en lugares estratégicos como el fregadero, la encimera o el espacio de trabajo. de esta forma tendrás una buena iluminación en la cocina.

Utiliza luces indirectas para crear un ambiente acogedor:

Las luces indirectas son una buena opción para crear un ambiente acogedor y relajado en la cocina. puedes utilizar lámparas de pie o de pared para crear este tipo de iluminación.

Evita colocar luces muy brillantes en la cocina:

Las luces muy brillantes no son adecuadas para la cocina, pues pueden resultar molestas y deslumbrantes. opta por lámparas de bajo consumo o leds con una luz más tenue y cálida.

Algunas tendencias favoritas por los conocedores son:

Focos empotrados:

Los focos empotrados son una buena opción para iluminar una cocina abierta al salón, pues permiten obtener una buena iluminación en el espacio de trabajo y al mismo tiempo crear un ambiente acogedor.

Lámparas de pie:

Las lámparas de pie también son una buena opción para iluminar una cocina, pues permiten obtener una buena iluminación en el espacio de trabajo y al mismo tiempo crear un ambiente acogedor.

Lámparas de pared:

Las lámparas de pared también son una buena opción para iluminar una cocina, pues permiten obtener una buena iluminación en el espacio de trabajo y al mismo tiempo crear un ambiente acogedor.

Tiras LED:

Las tiras LED son una buena opción para iluminar una cocina, pues permiten obtener una buena iluminación en el espacio de trabajo y al mismo tiempo crear un ambiente acogedor.

Tipos de iluminación para cocinas:

Siempre que quieras mejorar la iluminación de tu cocina ten en cuenta los siguientes tipos de iluminación, los cuales se destacan cuando de iluminar cocinas se trata.

Iluminación ambiental:

La iluminación ambiental es un tipo de iluminación que se utiliza para crear un ambiente agradable y acogedor en la cocina. puedes utilizar lámparas de pie o de pared para crear este tipo de iluminación.

Iluminación funcional:

La iluminación funcional es un tipo de iluminación que se utiliza para iluminar los espacios de trabajo de la cocina, como el fregadero, la encimera o el espacio de trabajo. puedes utilizar lámparas de pared o empotradas para crear este tipo de iluminación.

Iluminación general:

La iluminación general es un tipo de iluminación que se utiliza para iluminar toda la cocina. puedes utilizar lámparas de techo o de pared para crear este tipo de iluminación.

Iluminación natural:

La iluminación natural es un tipo de iluminación que se utiliza para aprovechar la luz natural que entra por las ventanas. puedes utilizar cortinas o persianas para controlar la cantidad de luz natural que entra en la cocina.