Existen muchas formas de iluminar una sala y espacios en general, para ayudarte con esa tarea que te ha traído aquí que es iluminar una sala, te daremos un sencillo paso a paso y una lista de consejos.

Paso 1

Primer lugar, hay que tener en cuenta el tamaño de la sala y la cantidad de luz natural que entra por las ventanas. Si la sala es pequeña y tiene poca luz natural, lo mejor será optar por una iluminación más clara y suave. En cambio, si la sala es grande y tiene mucha luz natural, se puede optar por una iluminación más oscura y dramática.

Paso 2

Segundo hay que tener en cuenta el uso que se le va a dar a la sala. Si es una sala de estar para relajarse y ver la televisión, la iluminación deberá ser suave y agradable. En cambio, si la sala de estar es más formal y se usa para reuniones y eventos, la iluminación deberá ser más intensa y directa.

Paso 3

Tercero hay que tener en cuenta los muebles y objetos de la sala. Si hay muebles o objetos que sobresalen, es importante asegurarse de que estén iluminados de forma adecuada para evitar accidentes. También es importante tener en cuenta el color de los muebles y objetos, ya que una iluminación más oscura o más clara puede hacer que los colores parezcan diferentes.

Paso 4

Adicional e importante tener en cuenta el presupuesto. No siempre es necesario gastar mucho dinero en iluminación para conseguir un resultado bonito y efectivo. Existen muchas opciones de iluminación económicas y de alta calidad disponibles en el mercado.

7 consejos que siempre funcionan para iluminar la sala de estar:

Utiliza luz natural:

La mejor iluminación es la natural, así que abre las cortinas y deja que entre la luz del día.

Utiliza luces indirectas:

Las luces indirectas son más suaves y agradables, y ayudan a crear un ambiente relajado. Puedes usar lámparas de pie o de mesa, o incluso velas para crear una luz indirecta.

Usa luces de ambiente:

Las luces de ambiente son una forma perfecta de iluminar la sala de estar sin ser demasiado invasivo. Puedes usar luces LED de colores para crear un ambiente acogedor, o incluso luces de neón para crear un ambiente más moderno.

Utiliza luces focales:

Las luces focales son perfectas para iluminar una zona determinada de la sala de estar, como una chimenea o una estantería. Puedes usar luces halógenas o luces LED para crear una luz focal.

Juega con los colores:

El color de la luz que utilices puede hacer que la sala de estar parezca más grande o más pequeña, así que juega con los colores para crear el efecto deseado. Puedes usar luces blancas para un ambiente más amplio, o luces amarillas o rojas para un ambiente más íntimo.

Utiliza múltiples fuentes de luz:

La iluminación natural es la mejor, pero a veces es necesario utilizar múltiples fuentes de luz artificial para conseguir el efecto deseado. Puedes usar lámparas de pie y de mesa, luces de ambiente, luces focales, y más para conseguir una iluminación perfecta para la sala de estar.

Utiliza luces económicas:

Las luces LED son una opción económica y eficiente, y son perfectas para iluminar la sala de estar. Las luces halógenas son otra opción muy económica, y son perfectas para crear una luz focal.