Tienda de Lámparas y Apliques LED

¡Bienvenido a Lámparas DE! Aquí encontrarás todo tipo de ofertas de lámparas online y sus accesorios con los que podrás decorar e iluminar a tu gusto espacios de tu casa o bien de un ámbito más profesional o industrial.

Tipos de lámparas

Te presentamos los distintos tipo de lámpara a la venta en nuestra tienda online:

Nuestras Mejores Lámparas Online

A continuación te proponemos las lámparas más destacadas de nuestra tienda online:

Lámparas según ubicación

A veces no tienes claro que tipo de lámparas quieres, pero si el lugar de tu casa donde la vas a instalar. Ya sea en la pared del dormitorio, el techo del comedor, un rincón del salón o debajo de los armarios de la cocina.

Catálogo de Lámparas en Oferta 2021

A continuación te presentamos nuestra gama de lámparas a la venta de nuestro catálogo 2021 al mejor precio:

¿Cuáles son los tipos de lámparas más comunes?

A medida que hemos conseguido crear modelos que se adaptan a nuestras necesidades y que son prácticos, buscamos también la complejidad estética. Esto quiere decir que pasamos a ver la lámpara como un elemento decorativo más. Las diferentes tipologías varían según la función, la ubicación, los materiales, etc. En este post podrás ver cuáles son las lámparas tradicionales y descubrir también alguna novedad que es tendencia recientemente.

Lámparas de mesa

Se trata de uno de los clásicos y a menudo no suele ir sola, sino que es una luz auxiliar para otra más potente. La disposición habitual es colocada a media altura, sobre una mesa anexa a la pared. De esta manera podemos aumentar su haz de luz al expandirse y rebotar contra la pared. Es fundamental pensar hacia dónde queremos emitir esta onda de luz.

Su instalación tiene sentido cuando pasamos tiempo en una estancia en horas del día en las que no hay luz natural. Como hemos comentado, suele ir acompañada de una luz principal, comúnmente de techo. Sin embargo, cuando utilizamos una lámpara de mesa, prescindimos de la de techo. La idea es obtener un ambiente tranquilo e iluminado de manera tenue. Así podremos realizar actividades pasado el anochecer como leer, ver la tele o relajarnos antes de acostarnos.

Lámpara de la mesa de noche

Al hilo de la utilidad que hemos comentado, aparece este tipo específico. Cuando estamos ya en la cama antes de dormirnos no nos apetece tener la luz principal encendida, ya que puede parecer demasiado potente para un momento distendido. En cambio, una fuente alterna en una lámpara de mesilla como esta sí es agradable para leer o ver la televisión antes de dormir.

Lámpara de techo

Las lámparas de techo tienen una trayectoria muy prolongada, ya que existían incluso antes de que se descubrieran las bombillas. Pero ¿conoces todas las clases que existen?

Lámpara araña

Estos diseños tienen su origen en las majestuosas lámparas con velas, aunque ahora utilicen bombillas. Se trata del tipo araña o chandelier. Son lámparas suspendidas que suelen realizarse en bronce o plata, con elementos de cristal para darle más elegancia. La idea de que cuelguen del techo, separadas de este, es que la luz no sea absorbida por el techo, sino que se difumine por la estancia. Por este motivo suelen colocarse en salones, comedores o grandes vestíbulos. Especialmente te las recomendamos para una apariencia majestuosa y elegante.

Lámparas colgantes

A diferencia de las anteriores, estas no buscan la belleza tradicional, sino que cumplen una función más práctica. Pueden concentrar la luz en un punto concreto y, además, suelen colgar más bajo que las arañas. A menudo se combinan varias de estas, en fila, para iluminar comedores, aportando la misma luz sobre todos los comensales.

lamparas techo

Un ejemplo de lámpara colgante, muy relacionado con la lámpara araña, es la llamada Tiffany. Se trata de una lámpara de estilo modernista en la que una estructura metálica rellena sus huecos con cristales coloreados. Transmite una apariencia clásica, pero puede usarse con cualquier tipo de bombilla actual.

Lámparas foco

Este tipo de iluminación va incorporado al techo. De esta manera, podemos disponer pequeños círculos por toda la estancia que transmitirán una luz clara pero potente hacia la estancia. Dependiendo del tamaño, serán necesarios más o menos focos. Eso sí, busca la separación idónea para que no se creen zonas excesivamente iluminadas y claroscuros en otras partes.

Lámparas de estudio

Se trata de los tradicionales flexos de estudio. Su principal capacidad es la de enfocar mucha luz en un punto concreto. Deben además emplear una bombilla cuya luz sea neutra. Un tono demasiado cálido podría transmitir relajación y provocar dejadez respecto al trabajo o el estudio. Colócala a una distancia prudente de los documentos, para que no te ciegue el reflejo ni te canse la vista en exceso. A menudo suelen relacionarse con un estilo más industrial y metalizado, ya que deben transmitir una apariencia aséptica y de concentración. No obstante, podemos hacer excepciones con los niños y decorar su lugar de trabajo con lámparas que les parezcan divertidas y les animen.

Lámparas de pared

Recientemente se ha rescatado una tendencia que parecía anclada en la mitad de siglo pasado, la de las lámparas de pared. Esta tipología vuelve con fuerza. Se trata de luces colocadas en una especie de funda o compartimento que, al reflejar su luz sobre la pared, iluminan un punto concreto. Es frecuente verlas en pasillos largos de hoteles u oficinas, repetidas y a cierta distancia unas de otras.

Formas triangulares, elaboradas, romboides o circulares se abren paso. Además, dan pie a lo decorativo a la par que a lo funcional. Muchas de ellas están realizadas en cristales y vidrios semitransparentes, que permiten no solo emitir luz hacia la pared sino también tímidamente hacia el lado contrario.

Lámpara de pié

La ubicación de las lámparas de suelo suele estar entre el salón y el dormitorio, por lo que sus funciones están más bien definidas. Es una de las lámparas para entornos cálidos que veremos posteriormente. Ya que estas estancias suelen tener otras fuentes de luz principales, su presencia suele ser simbólica. Ya que no cumple un papel funcional, se elige principalmente por su aporte estético. Son muy comunes las lámparas de suelo elegantes, con metales plateados y dorados. Recientemente han aparecido modelos que buscan una lámpara de suelo menos sofisticada. Así, se mantienen de pie gracias a unas formas más simétricas y gruesas.

¿Que es temperatura de calor y cuál elegir?

Como hemos comentado de manera transversal en cada modelo, para elegir la lámpara adecuada piensa qué tipo de luz te gustaría recibir. Una luz cálida y apagada implica distensión y relajación, por lo que es idónea para zonas en las que no tienes previsto trabajar o realizar esfuerzos. En cambio, una luz potente, clara y enfocada es una fuente de concentración hacia el trabajo, el estudio o incluso la cocina. Creemos que se deben combinar varios tipos de iluminación en una misma estancia y modificarlos según el momento del día.

Nosotros pensamos que en una cocina se deberían utilizar focos superiores para iluminar la zona de preparación de los alimentos. Sin embargo, al ir a comer en la mesa contigua, se enciende la lámpara colgante y se apagan los focos de cocinar. Así, una misma estancia transmite dos ambientes distintos gracias a la luz.

¿Qué tipo de iluminación se asocia a cada estancia?

Sabiendo que tenemos luces neutras, frías y cálidas, te asesoramos con base en los ambientes que tradicionalmente buscamos en cada estancia. Para empezar, el salón es un lugar en el que deben convivir tanto luces cálidas como frías, pero diferenciadas según el uso de cada área. Así, siguiendo las recomendaciones anteriores, la parte de relax y del sofá debe usar una luz cálida, pero la principal y la que enfoque a la televisión, debe ser fría.

Las lámparas de la cocina, por lo que te hemos comentado, deben ser frías. Así nos aseguran que mantenemos la atención en un momento tan importante como preparar y manipular alimentos. El dormitorio, por su parte, cálida. Buscamos además incorporar el elemento de la mesa de noche, ya que aporta luz justo donde la necesitamos.

¿Cómo elegir la lámpara ideal según mi estilo?

Las lámparas deben ir acordes con el estilo de la casa. Sin embargo, a veces los opuestos pueden complementarse. Esto quiere decir que puedes compensar y equilibrar las sensaciones que transmite la casa usando el tipo de luz adecuada. Si piensas que tu vivienda tiene un estilo demasiado rústico y carece de elegancia, puedes probar a introducir una lámpara colgante tradicional. Manteniendo una cierta paleta de colores este elemento realzará la elegancia de tu hogar.

Los aficionados al estilo nórdico y minimalista también están de enhorabuena, ya que las lámparas colgantes son un complemento ideal. Se trata de elementos en metal y materiales de colores apagados que muestran reminiscencias industriales. A pesar de que el estilo industrial suele ser más bien frío, según la ubicación y el tono de la bombilla podremos tener también un trozo de esa comodidad nórdica en casa. La idea es no excedernos con la iluminación en este estilo, sino elegir sabiamente y de manera funcional.

Escoger de forma funcional no siempre tiene que ver con eficacia, sino también con matices emocionales. Pensamos que la luz transmite mucho, como hemos recordado anteriormente. Si crees que necesitas relajarte más, prueba a modificar la iluminación de casa en esta línea. Si por el contrario te distraes con facilidad o necesitas vitalidad, apuesta con luces frías y directas.

Te recomendamos que busques inspiración en redes sociales para saber cómo combinar la lámpara que te gusta con tu estado de ánimo y estilo de interiorismo.

¿Como seleccionar el tamaño de la lámpara de manera adecuada?

La luz que va a desprender debe ser el principal elemento a tener en cuenta. El tamaño de la lámpara puede afectar mucho al rango de iluminación. Para que lo entendamos, si una lámpara que sirve para iluminar salones amplios la colocamos en un salón muy pequeño, dejará de cumplir su función y podría deslumbrar a las personas. Lo mismo ocurre con comedores estrechos, dormitorios, etc.

Para solventar esto, tenemos una serie de trucos que podemos usar a la hora de elegir formatos. Para comenzar, una lámpara que vaya a usarse en un sitio donde nos sentemos o comamos debe tener la mitad de la longitud de la mesa. Este truco vale para comedores y salones.

Si se trata de una estancia muy estrecha, es preferible optar por dos lámparas pequeñas que podamos encender por separado preferiblemente.

Cuando se trata de habitaciones normales, debemos multiplicar por 3 el ancho de la habitación por un lado, y por otro el largo. Luego sumamos el resultado de ambas operaciones. Una vez que tenemos este número lo multiplicamos otra vez por 2,5. Vamos a verlo con un ejemplo práctico que podrás adaptar a las medidas de tu estancia.

Si una habitación mide 4 metros de largo y 3 de ancho, multiplicamos estos dos números por 3. El resultado es 12 por un lado y 9 por otro, que sumados hacen 21. Como mencionamos antes, multiplicamos 21 por 2,5. El resultado que obtenemos es 52,5, que, en centímetros, es el diámetro que debe tener la lámpara. Esta referencia debes usarla como un número orientativo, ya que siempre puedes contactar con los profesionales para que te asesoren. Al menos así puedes saber qué modelos descartar para una estancia.

¿Es posible ahorrar con las bombillas?

No solo se trata de ahorrar dinero, sino la energía que necesitamos, de manera que ayudamos al medio ambiente. Una de las primeras cosas que debes hacer al instalar una lámpara es colocarle bombillas que tengan bajo consumo. Producen la misma luz, consumen menos y, además, en algunos casos duran incluso más tiempo. Lo recomendamos a todos los interesados en instalar lámparas en casa y reducir su factura de la luz.

Existen alternativas de bajo consumo en diferentes colores y tonalidades, por lo que no hay excusa para seguir utilizando modelos desfasados y menos eficientes. Hazlo para ahorrar, pero también para ayudar al planeta.

¿Qué debemos tener en cuenta al comprar lámparas?

Con el paso del tiempo, este lujo se ha ido haciendo accesible para todos, por lo que podemos disfrutar de ella cuando queramos y cuando decidamos. Para ello, se ha desarrollado la iluminación en formatos como lámparas, que dan un toque estilístico a lo que en principio era una mera necesidad.

A medida que las personas hemos ido descubriendo cómo producir luz a través de radiación, también se ha concienciado a la sociedad de la necesidad de ser eficientes. Así, tenemos que buscar iluminar de manera adecuada empleando la menor cantidad de energía. En este aspecto, las bombillas que usemos juegan un papel fundamental, y eso depende de los consumidores, que deben elegir el modelo adecuado.

No obstante elegir el modelo idóneo de lámpara y ponerlo en la estancia adecuada solo depende de si te gusta y da suficiente luz.

Consulta nuestra web online para obtener más información sobre nuestros servicios.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00